Es muy difícil no quedar impresionado por el despliegue de erudición y el volumen de problemas en torno a la santidad que enfrenta Graziano en este ambicioso libro. Es fácil olvidar que el autor es un literato y quedar cautivado con los debates teológicos y las interpretaciones psiquiátricas o psicoanalíticas que se discuten a lo largo de sus páginas. A notas explicativas y bibliográficas están dedicadas 97 de ellas, lo que nos dice de la pasión con que el autor acomete la tarea de recoger un tema muy manoseado por los panegíricos, cuyos presupuestos factuales eran usados y reusados sin el menor aparato crítico.

Además, Santa Rosa es (como en cierta forma la Virgen de Guadalupe también es para México) mucho más que una santa peruana. Por encima de las decisiones eclesiásticas de convertirla en Patrona de América, tiene en términos populares una...

You do not currently have access to this content.